M10- El Impacto Físico de las Creencias Copy

 

 

 

ELIGE TU ACTIVIDAD FAVORITA PARA ESTIMULAR TUS HORMONAS DE LA SALUD Y PRACTÍCALA HASTA CONVERTIRLA EN HÁBITO, LUEGO ELIGE OTRA Y ASÍ HASTA QUE HAGAS TUYAS UN ARCENAL DE BUENAS PRÁCTICAS QUE SIN PENSARLO, TE CONECTEN CON LA ABUNDANCIA Y EL BIENESTAR: 

Practica la Meditación. Al practicar la conexión interna y la atención plena, podrás cultivar un estado de amor, aceptación, compasión, gratitud y conexión con los demás y todo lo que te rodea.

Abraza, muestra afecto y practica el contacto físico más seguido. Abrazos, caricias, besos, tocar el hombro, agarrarse de las manos, apretones de manos, masajes y también considera la adopción de una mascota para aumentar los niveles de oxitocina.

Practica el contacto visual. Tómate el tiempo para mirar sostenidamente a los ojos a tus seres queridos y personas cercanas, durante las conversaciones y momentos de conexión. Esto aumenta la liberación de oxitocina.

Cultiva relaciones saludables. Mantén relaciones cercanas y saludables con amigos, familiares y parejas románticas. Dedica tiempo a fortalecer tus lazos emocionales con las personas que te importan, a través de la comunicación abierta, el apoyo mutuo y el tiempo de calidad juntos.

Participa en actividades grupales y sociales, como reuniones con amigos, clases de baile o eventos comunitarios, para promover la conexión emocional, aumentar tu sensación de pertenencia y generar sentimientos de felicidad y bienestar.

Practica la empatía y la generosidad. Poner atención en las necesidades de los demás, ofrecer ayuda, practicar voluntariados y realizar actos de bondad, fortalecen las relaciones sociales y promueven la liberación de oxitocina.

Practica la gratitud: Cultivar una actitud de gratitud enfocando continuamente tu atención a las cosas positivas de tu vida, lo cual puede generar sentimientos de felicidad y bienestar.

Date baños de Sol.  La exposición controlada a la luz solar estimula la producción de vitamina D, fortalece los huesos, mejora el sistema inmunológico, ayuda a regular el sueño, aumenta los niveles de energía, reduce el estrés, mejora la salud de la piel y promueve la liberación de endorfinas, que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés. Considera utilizar lámparas de terapia de luz.

Practica ejercicio físico regularmente. El ejercicio físico regular, como caminar, correr o practicar yoga, aumenta los niveles de serotonina en el cerebro. Intenta incorporar al menos 30 minutos de actividad física en tu rutina diaria para mejorar tu estado de ánimo y bienestar general. El ejercicio aeróbico prolongado y de alta intensidad, como correr, nadar o practicar deportes, estimula la liberación de endorfinas. Estas hormonas actúan como analgésicos naturales, reduciendo la percepción del dolor y generando una sensación de euforia y bienestar general.

Practica el autocuidado: Cuidar de ti mismo también puede aumentar la liberación de oxitocina y serotonina. Dedica tiempo a actividades que te hagan sentir bien, como tomar un baño relajante, un masaje, cuidar de tu piel, cabello, manos, pies, leer un libro, escuchar música o cualquier otra actividad que te brinde placer y bienestar.

Duerme de 7 a 9 horas.   Al darle prioridad al sueño y dormir lo suficiente, recargamos nuestros niveles de dopamina y de melatonina. La Melatonina, también conocida como “Hormona de la Oscuridad”, se activa cuando la luz natural del sol desaparece y prepara el cuerpo para dormir e induce la fase REM del sueño. La exposición a luz eléctrica blanca o pantallas antes de dormir puede provocar dificultad para conciliar el sueño.

Consume alimentos ricos en triptófano: El triptófano es un aminoácido esencial que se utiliza para producir serotonina. Alimentos como plátanos, nueces, semillas de chía, espinacas y salmón son ricos en triptófano y pueden ayudar a aumentar los niveles de serotonina de forma natural.

Prueba alimentos picantes: Aunque pueda parecer contradictorio, el consumo de alimentos picantes activa las endorfinas. La sensación de picor hace que las endorfinas entren en acción para calmar esa sensación de ardor, lo que puede generar una sensación de euforia y bienestar.

Ríete a carcajadas. Dedica tiempo a actividades que te hagan reír, como ver comedias, pasar tiempo con amigos divertidos o practicar ejercicios de risoterapia. La risa no solo desencadena la liberación de endorfinas en el cerebro, sino que también puede aliviar el estrés y mejorar tu estado de ánimo general. Las emociones se contagian como un virus, aprovechar de contagiarte del buen humor de otros.

Usa la Corporalidad.  Tu postura del cuerpo es un reflejo de lo interno. Una buena postura influye en nuestra apariencia, transmitiendo confianza, apertura y seguridad. Además de los beneficios de oxigenar mejor el cuerpo y mejorar la circulación sanguínea.

Celebra logros diarios. La dopamina se libera cada vez que logramos algo que nos importa, incluso si es algo pequeño. Dividir objetivos grandes en tareas más manejables nos permite experimentar liberaciones frecuentes de dopamina y sentirnos más realizados y relajados.

Promueve el Reconocimiento. Valorar y reconocer frecuentemente los logros y esfuerzos propios y de los demás, contribuye a generar sentimientos de satisfacción, gratitud y conexión emocional. Se fomenta un ambiente positivo, se fortalecen las relaciones interpersonales y se obtiene un mayor sentido de pertenencia. Se refuerza la motivación, la autoestima y la autoconfianza. Se promueve la generosidad, la empatía, y sentimientos de satisfacción y validación.

Escucha música. La música puede ser una poderosa herramienta para activar la dopamina. Escucha tus canciones favoritas, aquellas que te hagan sonreír y sentirte bien. La melodía y la letra positiva pueden aumentar tu estado de ánimo y liberar dopamina en tu sistema.

Practica Hobbies. Un hobby es una afición que se realiza por placer y satisfacción personal, y puede abarcar una amplia gama de intereses, como el arte, la música, la jardinería, la lectura, el deporte, la cocina, entre otros. Sus principales beneficios: Reduce el estrés, mejora el estado de ánimo, desarrollas tus habilidades y crecimiento personal, socialización y conexión con otras personas

Disfruta del placer sexual: Explorar tu sexualidad puede ser una fuente natural de liberación de endorfinas, aliviando el dolor y la tensión corporal mientras proporciona un goce íntimo.

Encuentro y Colaboración. Valorar talentos diferentes y diversos puntos de vista. Los pingüinos de la Antártida forman una bola rotatoria para soportar -80ºC. En la era digital, colaboramos y compartimos conocimientos. Todos tienen algo valioso que aportar. La solución puede venir de lugares inesperados. Al sumar virtudes, construimos cosas hermosas.  Me gustaría compartir una historia inspiradora de Blas Campos que ilustra perfectamente la maravilla del encuentro y la colaboración.

 

 

 REFLEXIONES PARA MINIMIZAR EL EFECTO DEL CORTISOL Y EL ESTRÉS EN TU VIDA.

  1. Comprende que el pecado significa “error”. El error pide una corrección, nunca un castigo.
  2. Reconoce que tu naturaleza esencial es perfecta, y que la fachada es solo una máscara o representación de un personaje.
  3. Entiende que vivimos en un mundo abundante y no escaso. En la abundancia no hay lugar para la rivalidad, los celos o la envidia. En lugar de ello, fomenta una competencia sana para mejorar y crecer juntos.
  4. Reconoce que vivimos en un mundo benevolente y no hostil.
  5. Enfócate en evolucionar en lugar de cambiar, dando pequeños pasos y manteniendo hábitos positivos.
  6. Acepta retos y trabaja con pasión en proyectos desafiantes. La clave está en la reinvención, como la historia de los 3 guepardos que cambiaron su forma de cazar.
  7. Sé humilde, pues la humildad es parte de la grandeza humana.
  8. Despierta tu curiosidad, mantén tu capacidad de asombro y sé abierto al aprendizaje. No creas que lo sabes todo y busca aprender por encima de la necesidad de quedar bien.
  9. Valora a las personas que te rodean y dale oportunidades para que contribuyan. No limites a nadie por su edad, ya sean jóvenes o mayores.
  10. No tengas vergüenza de pedir ayuda. Pedir ayuda no es signo de debilidad, sino de inteligencia y de comprender la importancia de lograr los resultados deseados. También permite que te ayuden.
  11. Sé generoso en el compartir. Vivir con una mentalidad de océano azul te llevará a la serenidad, ilusión y confianza, es decir, a la felicidad. Evita la mentalidad de océano rojo que implica competencia, lucha, miedo y un mundo limitado de escasez.

 

 

UN HERMOSO CUENTO PARA TERMINAR

Asamblea en la carpintería la carpintería

Cuentan que hubo un tiempo en el que algunas personas eran capaces de entender el lenguaje de los animales y de los objetos. Fue entonces cuando un desconocido escuchó la extraña asamblea en la carpintería.

Las herramientas se habían reunido para arreglar sus diferencias.

El Martillo pretendió ejercer la presidencia de la reunión, pero enseguida la asamblea le notificó que debía renunciar a ese puesto. la causa: se pasaba el tiempo golpeando y además hacía demasiado ruido.

El Martillo aceptó el reproche, pero pidió que también se le llamara la atención a la Garlopa (cepillo de carpintero), que hacía todo su trabajo en la superficie y nunca profundizaba en nada.

La Garlopa aceptó a su vez, pero pidió que expulsaran a los Tornillos, adujo que había que darles muchas vueltas para que al final sirvieran para algo.

Los Tornillos aceptaron si también se expulsaba a la Lija, argumentaban que era muy áspera y siempre tenía fricciones en su trato con los demás.

La Lija dijo estar de acuerdo con la condición de que fuera expulsado el Metro. El Metro se pasaba todo el tiempo midiendo a los demás según su propia medida como si fuera el único perfecto.

Estando la reunión en tan delicado momento, apareció inesperadamente el carpintero que se puso su delantal y se colocó ante el banco para iniciar su trabajo.

Utilizó el martillo, la garlopa, la lija, el metro, los tornillos… Finalmente las toscas maderas se transformaron en un hermoso mueble.

Cuando el carpintero finalizó su jornada y la carpintería quedó nuevamente en silencio, la asamblea reanudó su deliberación.

Fue entonces cuando tomó la palabra el Serrucho, y dijo:

–Señores, ha quedado demostrado que tenemos muchos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Son ellas las que nos hacen valiosos. Así que propongo que nos centremos en la utilidad de nuestros puntos fuertes.

La asamblea valoró entonces que el Martillo era fuerte y contundente. Y la garlopa suave y eficaz.  Se dieron cuenta de que el Tornillo tenía habilidad para unir y dar fuerza. la Lija era especial para afinar y limar asperezas.

Observaron que el Metro era preciso y exacto.

Tomaron conciencia de una nueva realidad. De que formaban un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y también de poder trabajar juntos para desarrollarlas.

Blas Campos

Scroll al inicio
Acepto política de cookies:    Más información
Privacidad